INICIO

Oenoppia, una iniciativa de las empresas enológicas


Oenoppia es una asociación con vocación internacional que reúne a los productores de productos enológicos. Las sociedades que han adherido a Œnoppia, generalistas de enología o bien especialistas de un sector en particular, tienen una profesión en común: la de concebir, producir y comercializar productos enológicos


Los miembros de Œnoppia representan aproximadamente el 85% de los productos enológicos utilizados por los productores de vino de todo el mundo.


El vino, un producto transformado


« Hacer el vino,… utilizo frecuentemente esta expresión. En su simplicidad, hace hincapié en el rol principal del hombre. » Emile Peynaud, Œnologue ("Le vin et les jours", 1998).


El vino es el producto de la viña y el hombre… implica la transformación de una materia prima, la uva, en un producto de consumo, estable y saludable. Esta transformación es compleja ya que es biológica (intervención de microorganismos) pero también bioquímica (reacciones entre moléculas).

Comprende dos fases principales: la fermentación y la estabilización. El hombre ha utilizado siempre a una serie de prácticas y productis enologicós, que ayudan a "hace" el vino. Entre las técnicas más antiguas se encuentra la estabilización por adición de proctuctos como especias, miel o agua de mar que era una práctica habitual en la antigüedad.


Hoy en día la panoplia de técnicas es desde luego diferente. Ayuda sobre todo a respetar el sabor natural del vino. Los productos y Prácticas enológicas proporcionan los medios para controlar los fenómenos de la fermentación y la estabilización. Contribuyen de forma importante a las cualidades saludable, gustativa y visual del vino con el objetivo de facilitar la mejor expresión posible del potencial cualitativo de la uva.


La enología, una ciencia


La enología, « la ciencia que estudia el vino », es una ciencia antigua ya que la palabra se remonta a 1636. Fue Pasteur, a través de sus trabajos sobre la levadura, el que por primera vez abrió el campo de la enología moderna basada en la comprensión de los fenómenos de la fermentación. Desde entonces, la ciencia no ha dejado de interesarse por el vino.


Decenas de universidades de todo el mundo, así como los laboratorios privados de las empresas que forman parte de Oenoppia, trabajan sobre los microorganismos del vino, sus compuestos aromáticos, su estructura fenólica y su color, sus polisacáridos, sus contaminantes,… 


La enología es la ciencia del vino, específica pero también pluridisciplinaria. En ella intervienen tanto la química de las moléculas como la biología de los microorganismos, la física, el análisis sensorial,…


Los productos enológicos, procedentes de la ciencia del vino


El conocimiento de los componentes del vino y la comprensión de los fenómenos que intervienen durante la vinificación son la base para el diseño de los productos enológicos, en perfecta armonía con la naturaleza del vino y los objetivos de los enólogos.


Los productos enológicos tienen orígenes muy diferentes :

•  biológico (levaduras, bacterias...)
•  vegetal (taninos de uva o de madera, proteinas vegetales …)
•  animal (clara de huevo …)
•  mineral (bentonita …)
•  químico (anhídrido sulfuroso …)


Dentro del marco de las prácticas enológicas, los productos enológicos permiten fundamentalmente prevenir los defectos del vino (oxidación, contaminaciones bacterianas, precipitaciones tartáricas, formación de aminas biógenas, desviaciones aromáticas, turbideces proteicas…), asegurando su calidad sanitaria y favoreciendo de esta forma la máxima expresión de la calidad del vino en la copa.


Además de la conformidad alimentaria, los productos enológicos están sujetos a especificaciones cualitativas particulares (pureza, respeto por el vino,…) por el Codex Enológico Internacional, de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV). El vino es el único producto alimentario que dispone de un organismo intergubernamental supranacional (44 países miembros) de carácter científico y técnico.